SZA, una artista diferente

La cantante y compositora estadounidense SZA interpreta un desdibujado género R & B, influenciado por el jazz de vanguardia, el rock alternativo y el hardcore rap. Su debut en los grandes sellos, Ctrl, en 2017, la ayudó a obtener la mayor cantidad de nominaciones que cualquier mujer en los premios Grammy 2018. Además, fue el componente clave en el Top Ten de un puñado de éxitos pop de la talla de Maroon 5 («What Lovers Do») y Kendrick Lamar («All the Stars»).

SZA

Solana Imani Rowe, tal su verdadero nombre, nació en St. Louis, Missouri el 8 de noviembre de 1990; se crió en Nueva Jersey donde se destacó como gimnasta y porrista en la escuela secundaria. Después de dejar la universidad, Rowe barajó diferentes trabajos, grabando en algunos lados  hasta que una reunión fortuita en 2011 la condujo a una presentación con Top Dawg Entertainment, hogar de Kendrick Lamar y ScHoolboy Q. La relación en ciernes más tarde daría frutos y ayudaría a SZA integrarse al ambiente musical.

Inspirada por personas como Billie Holiday, John Coltrane, Björk y Wu-Tang Clan (en quien se inspiró para elegir su nombre), Rowe lanzó su primer EP, See.SZA. Lanzado a finales de 2012, rápidamente fue seguido por S a principios de 2013. El par de EP formó una introducción soñadora, seductora y, en ocasiones, poco ortodoxa, de su estilo alternativo de R & B y neo-soul.

El siguiente álbum de la artista, próximo 9 de diciembre